> Terapia Celular
> Vacuna Antienvejecimiento
> Modulación Hormonal
> Nutraceúticos
   
 
 

Aquellas personas de mediana edad, a partir de los 35 años, para procurar que su edad biológica se retrase en relación con la cronológica.

Aquellas personas de mediana edad que, estando sanas, deseen prolongar su vida activa.

Aquellas personas de mediana edad con una patología asociada, a quienes esta terapia ayuda a mejorar el equilibrio interno y a completar la terapia de su especialista.

 

  • Mayor energía y vitalidad: aumento del tono y masa muscular, aumento de la densidad ósea
y disminución del porcentaje de grasa.
• Un sistema inmunológico más fuerte: mayor resistencia frente a las infecciones.
• Control del estrés oxidativo
• Mejorar los trastornos de la digestión.
• Mejorar el descanso y el insomnio.
• Mejorar la libido.
• Mejorar los trastornos hormonales femeninos y masculinos.
• Mejorar la pérdida de memoria, la capacidad de concentración y el rendimiento intelectual.
• Mejorar la elasticidad de la piel.
• Regular los niveles de colesterol.
• Reducir la alopecia.
• Frenar el daño celular.
• Aumentar la reparación y proliferación celular.
• Potenciar la salud.
  Consiste en diagnosticar la edad biológica y contrastarla con la edad cronológica, llevándose a cabo:
> Una minuciosa exploración médica, acompañada de pruebas complementarias
específicas.
> Un estudio profundo y exhaustivo analítico donde se analizan: niveles hormonales,
niveles de vitaminas y oligoelementos, perfiles oxidativos (marcadores de oxidación,
metales prooxidantes, antioxidantes enzimáticos y no enzimáticos…), marcadores de
riesgo cardiovascular, marcadores de osteoporosis, indicadores tumorales, test de
sensibilidad a los alimentos, etc.
> Un estudio del ph en sangre, orina y saliva, que mide el equilibrio ácido-básico.
> Una medición de las distintas funciones fisiológicas (memoria cognitiva, capacidad de
reacción…).
> Una medición de la cantidad de masa muscular, ósea y grasa, peso, altura y perímetros corporales.


 

 

En un programa personalizado que cada paciente deberá seguir de por vida, que supone transformar sus hábitos de alimentación y de vida, y que incluye:

Un tratamiento nutricional (adoptando hábitos correctos que de alejen de la obesidad y el sobrepeso), una serie de medicamentos específicos para reponer el equilibrio (vitaminas, oligoelementos, enzimas, suplementos nutraceúticos, minerales, antioxidantes) y la reposición hormonal natural mediante precursores hormonales y hormonas.

Un programa de entrenamiento físico.

Una terapia de higiene mental que incluye técnicas de relajación, control del estrés y aumento de la concentración y de la capacidad de memoria.

   
 
Derechos reservados [ Medicina Antienvejecimiento ] 2010 ©